El cloud computing se convierte en la clave de la banda ancha móvil

Las aplicaciones del teléfono móvil deben estar abiertas a varios dispositivos con el fin de aprovechar la banda ancha móvil y el cloud computing (término que hace referencia a una estructura en la que tanto el almacenamiento de datos como su procesamiento tienen lugar fuera del dispositivo móvil desde el que se lanza la aplicación), según revela un estudio publicado en broadbandfinder.co.uk.

Según él, de hecho, esto ya se ha visto de una manera grande con el Kindle de Amazon. La capacidad del Kindle de ser "el dispositivo y la red agnóstico" fue un paso "valiente" e "inteligente" de Amazon, añadió. De acuerdo con Randall Stephenson, la capacidad de acceso al software en varios dispositivos se convertirá en el centro de todo el ecosistema móvil.